fbpx

Si quieres tener éxito haz esto: La estrategia del océano azul.

La estrategia del océano azul, es una forma de entender los negocios y los mercados creada por “W. Chan Kim” y “Renée Mauborgne» quienes lo plasmaron en el libro “La estrategia del océano azul” publicado en 2005, si te parece interesante este artículo te recomendamos encarecidamente que lo leas para comprender mucho mejor todo esto.
Nosotros hemos decidido resumirlo para que lo entiendas de la forma más práctica posible y que después de leer este artículo, puedas empezar a cambiar tu mente hacia un océano azul.

¿En qué consiste la estrategia del océano azul?

Los mercados en general son océanos rojos, se utiliza el concepto de rojo porque se dice que están manchados de la sangre de los competidores. Esto es donde nos han enseñado siempre a competir, en sectores donde todos hacen lo mismo, todos tienen propuestas de valor muy parecidas y se dirigen a los mismos clientes. Las reglas del juego están muy definidas y es muy difícil hacerse un hueco en estos mercados, ya que la competencia se recrudece, hay guerra de precios, márgenes cada vez más bajos y un largo etcétera de consecuencias negativas.
En el otro lado de la moneda tenemos el concepto de océano azul, el cual es un espacio de mercado sin sangre en el que tu estas solo, ya que ha sido creado por ti evitando así todo lo anterior: sin competencia, sin barreras que no te permitan crecer y con nuevos clientes. Eso si, no todo es para siempre, ese océano azul terminará siendo uno rojo cuando en el mercado de al lado se den cuenta de la oportunidad que has creado, pero por el camino serás el único, creceras mucho, te podrás convertir en el líder de tu propio mercado, e incluso puedes crear barreras de entrada
La clave de todo esto está en salirse de este océano rojo, rodeado de toda esta sangre y crear tu propio océano azul.
Destacar que es muy difícil y hay muy pocas empresas que lo consiguen. Quizás no consigas un océano azul puro, pero buscándolo seguro que vas a diferenciarte o ser mejor que los demás, en definitiva te abrirás un hueco de agua cristalina en todo ese océano sangriento.

¿Cómo creo mi océano azul?

Nosotros hemos reunido los conceptos de la estrategia del oceano azul en dos claves, las cuales te permitirán lograr tu objetivo si las aplicas de forma efectiva:

INNOVACIÓN EN VALOR:

Tradicionalmente las estrategias competitivas se basan en elegir entre ser mejor y más caro o peor y más barato, a todos nos ha pasado alguna vez que por ver un producto de 40€ y otro de 20€ hemos pensado que el de 40 era de mejor calidad por el simple hecho de ser más caro.
Con este nuevo concepto no tienes que elegir entre estas dos opciones, simplemente seleccionar y buscar la opción de ofrecer más valor a menor coste. Para ello se pueden utilizar herramientas como la matriz RICE, reduciendo y eliminando inversión en algunos factores para invertirlo en otros. De forma que si reduces o eliminas costes en partes menos importantes e inviertes en otras de mayor relevancia para el cliente, obtendrás mayor valor a menor coste, que es el objetivo de la innovación en valor.

LOS NO CLIENTES:

Lo que ocurre en general es que todos los competidores “se pegan” por los mismos clientes, por lo que es más difícil conseguirlos, de hecho, para ello tienes que robarlos a los demás
Los “no clientes” son aquellas personas que no piensas de primera mano cuando buscas tus clientes potenciales, pero que ofreciendo de manera adaptada y efectiva dicho producto, pueden llegar a ser tus mejores leads. De tal manera que si te fijas en ellos, serás el único y encontrarás tu océano azul.
Un ejemplo muy simplificado sería si quieres vender smartphones, tú piensas en  gente joven, que le guste la tecnología, etc. En cambio, si haces móviles para ancianos más fáciles de usar, menos innovadores y menos tecnológicos, has encontrado tus “no clientes” de tu océano azul.
Así que para lograr aplicar esta estrategia y encontrar tu océano azul, asegúrate de conseguir mayor valor a menor precio y de fijarte en los no clientes.

En resumen...

Como conclusión queremos enseñaros un enfoque que le hemos dado a esta teoría. Y es que, realmente el océano rojo al estar tan lleno de barcos es imposible pescar en él, ya que todo el mundo lo está intentando con los mismos peces, los cuales no son ilimitados y al final se los acaban robando unos marineros a otros. El océano azul es esa inmensidad de agua en la que te encuentras tú y tu barco navegando sobre una infinidad de peces (oportunidades).
En un océano rojo, sangriento y sin más oportunidades de pesca, infestado por competidores, busca tu océano azul en el que estar solo y pescando todo lo que quieras.

Escrito por el equipo de Picotresstudioss, en Madrid, España con fecha 12/03/2023.

Suscríbete al Newsletter!!

error: Content is protected !!
Scroll al inicio